¿Qué ver en Sucre? La linda capital blanca

Después de dejar el entretenido caos potosino pusimos rumbo a la capital de Bolivia…¿La Paz?, no no, ¡Sucre!.

Pero... ¿la capital de Bolivia es Sucre o La Paz?

Este dato es lo primero que sorprende. La mayoría no asocia Sucre como la capital del país, y después de visitarla pudimos entender de donde surge la confusión.

Tras la independencia de Bolivia en 1825, se estableció Sucre como capital del nuevo país. Aquí se concentraban los 3 poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Al poco tiempo se inició una guerra civil entre conservadores (mayormente de Sucre) y liberales (mayormente de La Paz), la cual fue ganada por estos últimos. En aquel momento se decidió que los poderes Legislativo y Ejecutivo se establecerían en La Paz, dejándole solo el poder Judicial a Sucre. Es por ello que la Sede del Gobierno y el presidente se encuentran en La Paz, de ahí que se piense que esa sería la capital del país pero, como nunca se realizó el cambio de estatus, siguió quedando Sucre como capital constitucional.

Agregaremos como info interesante que la ciudad debe su nombre al General venezolano Antonio José de Sucre, mano derecha de Simón Bolívar, y primer presidente del país.

¿Merece la pena visitar Sucre?

¡Definitivamente, sí!. A nosotros nos encantó…

Después de la experiencia en Potosí, nos agobiaba un poco meternos en otra ciudad de nuevo, así que decidimos ir directamente a la estación de colectivos de Sucre para ver si podíamos quedarnos con el camper en el algún lugarcito y visitar la ciudad a pie. Pues resulta que, pese a ser la capital, la estación de buses en super pequeña y no tiene estacionamiento para pernoctar. Punto a favor para Potosí, je.

También te puede interesar: ¿Qué ver en Potosí?

La segunda opción era quedarnos cerca de algún parque. En el mapa vimos uno grande llamado: Parque Simón Bolívar y hacia allá nos dirigimos. Casi llegando al parque, vimos que habían cortado la avenida principal porque había un desfile de comparsas. Así que dimos un par de vueltas por el barrio que está pegadito al parque y nos pareció un buen lugar para pasar la noche. Es un barrio residencial, con algunos negocios y hay una estación de policía cerca. 

Bailes regionales con trajes típicos en las calles de Sucre

En total nos quedamos 3 noches y al estar muy cerca del casco histórico pudimos ir caminando sin problema.

Sucre es muy diferente a otras ciudades de Bolivia que visitamos (al menos la parte más céntrica). Es más ordenada y limpia, y muy segura (igual ya comentamos que Bolivia siempre nos pareció un lugar muy seguro). Llama mucho la atención sus casas de fachada blanca y techos de teja naranja. Las calles y veredas son amplias y la mayoría bastante planas. Así que se disfruta mucho de pasear y conocer cada rinconcito que esconde, tanto de día como de noche.

EN ESTA GUÍA

10 COSAS PARA HACER EN SUCRE

Sucre invita a perderse por sus calles, rodeadas de edificaciones con estilo colonial y el característico color blanco de sus paredes, que podemos apreciar en todo el casco histórico. Iglesias, monumentos, parques y miradores son algunos de los atractivos que fuimos descubriendo en nuestro paso de tres días por la ciudad.

1. Plaza 25 de Mayo

Está ubicada en el centro de la ciudad y rodeada de importantes edificios gubernamentales e históricos, como la Casa de la Libertad. Es un lugar ideal para sentarse tranquilos y observar todo el entorno y a las personas locales en su quehacer diario.  Estudiantes saliendo de la escuela, familias compartiendo conversaciones, el personal de mantenimiento de la plaza, con su vestimenta de trabajo adaptada a sus trajes tradicionales, y la actividad de las “Cebras”, que te contaremos más adelante.

Como dato curioso, antiguamente se asistía a esta plaza para cortejar a las señoritas de Sucre, los hombres caminaban hacia la izquierda y las mujeres hacia la derecha y cada vez que se encontraban, los hombres hacían una venia de saludo.

Sede del Gobierno Departamental de Chuquisaca, cuya capital es Sucre
En la plaza se realizan diversos eventos y festejos

2. La Casa de la Libertad

Se encuentra en la plaza 25 de Mayo, es un sitio imprescindible para conocer de cerca la historia de Bolivia. 

Su construcción se remonta a 1621 por la Compañía de Jesús para el funcionamiento de la Universidad Pontificia de San Francisco Xavier.

Durante dos horas se pueden recorrer sus patios y salones con una visita guiada, que nos permite apreciar el detalle de su diseño y regresar en el tiempo para dimensionar la inmensa labor que realizaron aquellos hombres y mujeres que lucharon por un ideal de Libertad e Independencia.

La “Sala Mayor”, aquella donde los futuros abogados defendían con vehemencia sus tesis doctorales, fue el escenario donde un 6 de agosto de 1825, la Asamblea General de Diputados de las Provincias del Alto Perú proclamó la independencia y fundó la República de Bolívar. En él se sancionó la primera constitución de Bolivia, redactada por el mismísimo Libertador Simón Bolívar.

Se pueden ver el Acta de la Independencia, sables utilizados en importantes batallas, retratos de próceres, condecoraciones y objetos personales de algunos presidentes de Bolivia.

Otra sala está destinada a la gran mujer, guerrillera e independentista, Juana Azurduy. Nombrada con altos cargos militares, estuvo en el frente de varias batallas a la par de los hombres.

Horario de Atención:

Martes a Sábado: 9:00 a 12:30 y 14:30 a 18:30

Domingo: 9:00 a 12:00

Lunes: cerrado

Precio de la Entrada: Extranjeros: 15 Bs.

Entrada a la Casa de la Libertad
Patio interno de la Casa de la Libertad
Salón donde se proclamó la Independencia de Bolivia
Pluma de Simón Bolívar
Juana Azurduy, líder revolucionaria
Busto de Simón Bolívar junto a las banderas de Bolivia

3. Templo San Felipe Neri

El Convento de San Felipe Neri fue construido en el siglo XVII para mostrar el poder de la iglesia en el nuevo continente. Actualmente, es utilizado por el colegio femenino María Auxiliadora.

Desde las terrazas del convento se pueden apreciar hermosas vistas de la ciudad de Sucre, especialmente la blancura de los edificios, que contrastan con las tejas de color anaranjado. En este escenario, los monjes del convento se sentaban por horas a meditar. Es un lugar ideal para disfrutar el atardecer.

Horario de visita:

Lunes a Viernes: 15:00 a 18:00

Sábados: 09:00 a 18:00

Precio de la Entrada: Extranjeros: 17 Bs.

Las vistas desde el tejado de San Felipe Neri
Campanario y patio interno de San Felipe Neri
Impacta el blanco inmaculado de sus paredes

4. Universidad San Francisco Xavier.

Es la universidad más antigua de Bolivia. Fue fundada el 27 de marzo de 1624, con el título de Real y Pontificia Universidad de San Francisco Xavier.

En la época de la Independencia se fomentó aquí el espíritu revolucionario de sus estudiantes mediante los estudios de leyes y teología.

En la actualidad es una de las universidades más prestigiosas del país y se pueden visitar, de manera gratuita, algunas de sus instalaciones. 

Se encuentra muy cerca de la plaza central de Sucre

El bonito patio interno de la Universidad San Francisco Xavier

5. Misterioso Pasaje Santa Teresa – Leyendas urbanas

Una de las leyendas de Sucre está referida al pasaje de Santa Teresa. Dicho pasaje es una prolongación de la calle Potosí, que está al lado del Monasterio de Santa Teresa.

Ese callejón es muy antiguo y misterioso. Se dice que cuando uno pasa en solitario de madrugada por ese callejón, se encuentra con duendes, almas en pena y monjas fantasmales.

Se cuenta también que hace muchos años se tenía en claustro a una joven contra su voluntad, la cual tenía un pretendiente con el que se veía a escondidas. Para no estar separados, ambos jóvenes decidieron matarse en el callejón y desde entonces se los ve vagando por las noches, recordando su eterno amor.

¿Te atreverías a pasar sólo en la madrugada por este lugar?  👻👻

Atravesando el pasaje de Santa Teresa (sólo de día...)

6. Mirador de la Recoleta

Se encuentra en la parte sur de la ciudad y para llegar hasta él se debe recorrer una calle en subida constante. Desde el lugar se tiene una espectacular vista de todo Sucre, especialmente al atardecer. Existen sitios para tomar un café y descansar un rato.

En sus alrededores se encuentran el Reloj de Sol, la fuente La Peregrina y el Monasterio de La Recoleta, que ahora funciona como museo.

Mirador de la Recoleta
Monasterio de La Recoleta y fuente La Peregrina

7. Mercado Central

Es el sitio ideal para comer rico y abastecerse de productos típicos a precios muy accesibles.

En el patio inferior hay un sector donde las puesteras te llaman “a coro” para ofrecerte riquísimos y variados jugos frutales.

En la planta alta funcionan los puestos de comida. Allí encontrarás platos regionales, para el desayuno o el almuerzo, ¡que son una delicia! Un menú puede costar alrededor de 10 Bs. e incluye sopa, plato principal y bebida.

De compras en el mercado
Elaboración a la vista
Platos típicos de Sucre: Saice y Chorizo chuquisaqueño
Degustando jugos multifrutales naturales

8. Observar a las “Cebras” en plena acción

Una cosa que nos llamó la atención en Potosí fueron unos personajes disfrazados de cebra en un semáforo. ¿Irán a una fiesta de disfraces? ¿Estarán promocionando algún producto?

Fue en Sucre donde la duda quedó resuelta. Sentados en un banco de la plaza 25 de Mayo, vimos cuatro jóvenes que se acercaban a los cruces de peatones. Una vez ubicados allí, con mucha gracia y simpatía, ayudaban a los transeúntes a cruzar más tranquilos la calle, haciendo señales a los conductores cuando intentaban saltarse el semáforo en rojo. Todos los niños les saludaban felices, para ellos son unos superhéroes, ¡y vaya que lo son!

Se trata de un programa boliviano de voluntarios en educación vial. Comenzó en 2001 en la ciudad de La Paz como herramienta para el Plan Vial del Gobierno Municipal de esa ciudad y posteriormente se fue implementando en otras localidades del país. Dado el caos vehicular y el peligro constante al que está sometido el peatón, es una idea fabulosa a imitar en muchos países.

Las Cebras de Sucre en acción

9. Parque Simón Bolívar

El Parque Simón Bolívar se encuentra al sur de la plaza principal y se distingue por tener un estilo francés en sus construcciones del siglo XVII. Al llegar, nos sorprendió encontrar unos pequeños Arcos del Triunfo de París y también una réplica a escala menor de la Torre Eiffel. En el año 1906 se le pidió a Gustavo Eiffel la construcción de una copia de su obra para esta ciudad.

En uno de los extremos del parque hay una fuente de aguas danzantes, que no pudimos ver en acción.

Es un lindo paseo donde hay distintos puestos para beber, comer algo al paso, o simplemente caminar bajo la sombra de sus frondosos árboles.

Frente al parque se encuentra la hermosa sede del Tribunal Supremo de Justicia de Bolivia, representando al único Poder Nacional que funciona en esta capital. El poder Ejecutivo y Legislativo tienen sus sedes en la ciudad de La Paz.

Réplica de la torre Eiffel en Sucre, diseñada por Gustavo Eiffel
Arcos del Triunfo en el Parque Bolívar
Palacete del Tribunal Supremo de Justicia

10. Castillo de La Glorieta

¿Príncipes y un castillo en Bolivia? 🏰 👑 Increíble pero cierto, a continuación te contamos la historia.

¿Príncipes y un castillo en Bolivia? 🏰 👑 Increíble pero cierto, a continuación te contamos la historia.

Unos 5 km antes de llegar a Sucre por la ruta que tomamos desde Potosí, nos topamos a mano derecha con una gran edificación de color rosa. Se trata de una residencia que perteneció a los únicos príncipes que tuvo Bolivia, El Castillo de la Glorieta.

Pudimos realizar una visita guiada, sumamente interesante, donde nos relataron que sus propietarios (Francisco Argandoña y su esposa, Clotilde Urioste), era gente adinerada que amasó su fortuna con el auge de la plata en el siglo XIX. En 1898, el Papa León XIII les otorgó el título de “Príncipes de La Glorieta”, debido a sus innumerables obras de caridad, entre ellas, el mantenimiento del orfanato Santa Clotilde.

El monumental palacio ,llamado “La Glorieta”, presenta una mezcla de varios estilos arquitectónicos que fueron apreciados por los príncipes durante sus muchos viajes a Europa y que decidieron replicar en el lugar. El castillo se construyó entre 1893 y 1898 y fue utilizado como casa de campo por los príncipes y sus invitados.

Después de que los príncipes fallecieron, el castillo tuvo varios dueños. Sus sobrinos fueron los herederos directos, pero no pudieron mantener la propiedad por la magnitud de la infraestructura y por los numerosos saqueos, lo que obligó a los dueños a venderlo al Ministerio de Defensa (para acceder en la actualidad hay que cruzar un puesto militar).

Se pueden recorrer libremente alguna de sus instalaciones, las más destacadas son el sector de las habitaciones, los balcones, el enorme jardín, con sus fuentes y glorieta, y ascender a la Torre del Príncipe, desde donde se obtienen impresionantes vistas de los alrededores. La Torre de la Princesa no tiene el acceso permitido, solamente se puede apreciar desde el exterior.

Acceso principal a los salones del Castillo de la Glorieta
Francisco Argandoña junto con su esposa Clotilde Urioste de Argandoña. (Fuente: Castillo de la Glorieta. Sucre Bolivia)
Torre del Príncipe
Vista de los amplios jardines
Torre de la Princesa
La Glorieta y el pequeño lago donde antaño paseaban los príncipes y sus invitados.

¿Cómo llegar?

Desde Potosí tomamos la carretera 5. La distancia es de 155 km, la ruta transita zonas montañosas de altura, pero es asfaltada y se encuentra en muy buenas condiciones.

INFORMACIÓN ÚTIL

Dónde dormir:

Nosotros buscamos una zona residencial tranquila, donde no molestáramos con nuestro camper a los vecinos del barrio. Fue a un par de cuadras del parque Simón Bolívar.

Ver sitios donde dormir en Bolivia aquí

Dónde comer:

Hay numerosos restaurantes y puestos para almorzar o cenar, con presupuestos para todos los bolsillos. En nuestro caso, muchas veces nos resultaba más practico y rentable comprar menús por 10 Bs., que comprar comestibles y consumir el gas de la garrafa que traemos desde Argentina. No dejen de probar las “Salteñas” típicas empanadas jugosas con masa de maíz, rellenas de queso, pollo o carne. Ojo, no tienen nada que ver con las empanadas salteñas argentinas.

Dónde estacionar:

Intentar estacionar en la zona del casco central con un camper o motorhome no es tarea sencilla. Quizás se pueda encontrar un garaje para dejar el vehículo, pero dado que la zona donde dormimos nos resultó tranquila y segura, dejamos el vehículo allí y visitamos la ciudad caminando (estábamos a 10 minutos del centro).

Internet:

Nos funcionó perfectamente el Chip Claro Argentina y el chip Entel comprado en Bolivia.

TODAS LAS ENTRADAS DE BOLIVIA 👇

 476 total views

Comparte el artículo

¿NOS INVITAS UN CAFECITO?

Si quieres apoyarnos para seguir creando contenidos y continuar cumpliendo nuestro sueño, invitarnos un cafecito ☕ es un gran aporte para nosotros!  Muchas Gracias!! 😀

Puedes hacerlo con MERCADOPAGO por medio de TARJETA DE DÉBITO / CREDITO, es rápido y simple!

Invitame un café en cafecito.app

También te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Han visitado nuestro blog