¿Cómo es vivir permanentemente en un camper?

Dar el salto de una vida “normal” a una nómada supone enfrentar un montón de cambios, y uno de ellos es adaptarse a vivir en un lugar reducido, optimizando al máximo los espacios y jugar cada día a una especie de tetris donde si se mueve uno, el otro debe quedarse quieto.

En nuestro caso, vivimos en un camper desde el 2019 y podemos decir que ahora ya nos hemos acostumbrado e incluso a veces nos sobra espacio, pero no fue tan fácil al principio. 

Camper
General Roca, Neuquén

Adaptarse al espacio

Antes de iniciar este estilo de vida vivíamos en una casa amplia, con 3 habitaciones y un gran salón. El espacio era enorme para nosotros dos y los gatos y nos ocurría lo que a la mayoría de la gente, empiezas a llenar todos los rincones con objetos, los armarios y cajones con ropa, espacio libre que había, espacio que se tenía que llenar con algo… hasta que un día nos dimos cuenta de que nos sobraban un montón de cosas y lo peor, la mayoría apenas las usábamos!

El gran problema surgió cuando iniciamos la mudanza al camper. Teníamos que desprendernos de, literalmente, más del 60% de las cosas. Algunas incluso tenían un gran valor sentimental pero lamentablemente no nos iban a servir en el viaje. Así que cada fin de semana organizábamos ferias garajes donde prácticamente “regalábamos” ropa, sábanas, toallas, zapatos, libros y todo tipo de objetos decorativos. También vendimos nuestros muebles, por lo que en los últimos tiempos comíamos y dormíamos en el suelo.

Una de las ferias garajes que organizamos para vender todo lo que no llevaríamos al viaje
Hasta los muebles vendimos!

Pero nos empezó a ocurrir algo muy extraño, a medida que nos deshacíamos de los objetos materiales nos sentíamos cada vez más libres y aliviados. Eso nos ayudó mucho en el viaje: “menos es más”. En este estilo de vida te das cuenta de que los recuerdos más lindos y las mejores emociones están vinculadas a momentos y no a cosas materiales.

Finalmente nos quedamos con lo que pensamos que sería más útil en el viaje, pero después de varios meses terminamos desprendiéndonos de algunos objetos más (¿a quién se le ocurre llevar una tetera de porcelana?? Sí, a mi…). También vendimos las bicis después de 1 año, casi ni las usábamos y ocupaban un espacio muy valioso.

La verdad es que al final terminas llevando la misma ropa siempre y los platos o vasos los vas reponiendo por el camino a medida que se rompen. Cualquier cosa que necesites lo puedes comprar en el viaje, pero claro, eso lo aprendes sobre la marcha jeje.

La cocina

El camper tiene un anafe con dos hornallas que alimentamos con una garrafa de gas de 10 kg. Al principio llevamos una cacerola Essen enorme, una olla exprés, dos sartenes y no sé cuántas cosas más. Hoy solo tenemos una sartén con tapa de marca Tefal que es una maravilla. No tenemos horno pero con esta sartén podemos cocinar casi cualquier plato!

En cuanto a la heladera, tenemos una pequeña de 50 l con un mini compartimento para congelar. Era a 220 v pero le cambiamos la bocha y ahora funciona a 12v.

En la puerta del camper hay un calefactor de 1000 cal de tiro balanceado. Cuando hace mucho frío lo encendemos un ratito y en seguida se calienta todo. Es la ventaja de vivir en un lugar chico 😊.

El baño

Tenemos ducha, lavabo, la arena y la comida de los gatos y nuestro mayor orgullo: un inodoro seco que hicimos nosotros mismos. Después de haber pasado por uno a pedal y por el practi-poty, no cambiamos al nuestro por nada en el mundo! 

En la puerta del baño hicimos una abertura a modo de gatera para que los gatos puedan entrar y salir cuando deseen. Aprendieron a usarla super rápido!

El living

Es un espacio amplio y cómodo con dos sillones y medio con los que se puede armar una cama de invitados. La mesa la hicimos giratoria para adaptarla a cada situación.

El buche

Ahí se encuentra la cama de 1.40 x 2 m y un pequeño armario. En el techo hay un climatizador que funciona con agua y nos permite estar fresquitos cuando hace calor.

Como no tenemos tele (vendimos la que traía originalmente), hicimos un pequeño soporte casero para colgar la tablet y ver series o películas.

Servicios básicos

Agua: tenemos un tanque de 70 litros que nos dura 3-4 días.

Gas: usamos una garrafa de 10 kg que se encuentra ubicada en el baño y dura 2-3 meses.

Electricidad: tenemos una instalación solar que nos permite tener energía a 12 v / 220 v. 

Conclusiones

Y eso es todo! En nuestro caso no necesitamos nada más para vivir viajando, incluso a veces nos parece demasiado grande je. La realidad es que la mayoría del tiempo lo pasamos al aire libre, solo los días de lluvia o mal clima estamos adentro y tampoco nos agobiamos.

Acá te mostramos en un video de nuestra casa

12 thoughts on “¿Cómo es vivir permanentemente en un camper?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Autor: De la Patagonia al Mundo